Éxito Garantizado

El éxito no se define por la cantidad de dinero que ganamos, dónde vivimos o el poder para manipular con destreza las circunstancias de la vida. El éxito no se puede medir ya que toca la profundidad de quienes somos a través de nuestras mejores y más grandes contribuciones. Los límites del éxito van más allá de la propia satisfacción a medida que dejamos nuestra huella en la humanidad. El éxito ofrece auténtica riqueza dándonos libertad para acelerar la justicia en la tierra, ¡sólo por ser quienes somos!

Recuerdo cuando escuché una historia chistosa de un joven hablándole a su novia. Le dijo: “¡Te amo tanto y haría cualquier cosa por ti! Nadaría el mar más profundo y subiría la montaña más alta por ti… y estaré en tu casa el sábado si es que no llueve”.

Cada persona aspira a ser exitoso, pero no todos estamos dispuestos a tomar decisiones difíciles cuando somos incomodados o retados por circunstancias atenuantes. ¡El verdadero y garantizado éxito puede ser obtenido por cualquier persona que diariamente escoja el “mejor camino”.

“Algunas veces tiene que tomar el “mejor” camino, aún cuando usted sea el único caminando en él.” – Desconocido

¿Cuáles son las decisiones de ese “mejor camino”?

Busque oportunidades aun cuando sean incómodas.  La interrupción de planes y situaciones imprevistas pueden ser excusas justificadas a la falta de seguimiento en ciertas cosas y el fracaso. Por otro lado, también pueden ser la oportunidad para confirmar el compromiso con nuestro propósito y carácter interno. Hemos sido galardonados con la oportunidad de construir autoconfianza y afirmar la valentía, mientras al mismo tiempo le demostramos a los demás que se puede confiar en nosotros. La inconveniencia o incomodidad sin duda se manifestará, así que úsela para su bien.

Siéntase seguro en situaciones incómodas. El camino de crecimiento personal, siempre nos conduce a un terreno desconocido. Nos sentimos incómodos e intranquilos porque nunca hemos estado ahí. Nos sentimos incómodos cuando somos empujados a un ambiente desconocido; y somos llamados a hacer algo, sin previa preparación. Cuando nos enfrentamos a este sentimiento incómodo, en lugar de retroceder a nuestra zona de confort, se puede convertir en una oportunidad increíble para correr hacia el rugido de esa situación incómoda. 

Sea fiel a usted mismo. En el momento que imito a otro, me escondo detrás de una máscara invisible que silencia mi regalo al mundo. Cada día que entierro mi habilidad, silencio mi voz o me escondo en un lugar que considero seguro, saboteo mi oportunidad de brillar. El primer paso a la validación y la paz es cuando llegamos a estar cómodos en nuestra imperfección.

“El “mejor” camino siempre es respetado. La honradez y la integridad siempre son recompensadas.” – Scott Hamilton

Pague el precio para su desarrollo personal. Las oportunidades públicas surgen de la preparación privada. Esperar a que otros nos abran puertas cuando estamos inactivos es una posición equivocada y una receta para el fracaso. Los desafíos de la jornada empoderan al éxito ya que el proceso en sí trae madurez. La realidad no se encuentra en esa manera de pensar fantasiosa que cree en el éxito de la noche a la mañana o hacerse rico muy rápido. El desarrollo nos costará tiempo– ¡mucho tiempo! ¡Requerirá el dinero que ganamos con mucho esfuerzo! Exige sacrificio personal, y la tarea desafiante de tener que tomar decisiones para rechazar pensamientos tóxicos y autodestructivos, y establecer límites en las relaciones que no son saludables.

Evite la mentalidad de vacaciones. Los momentos designados para la diversión y la familia son bellas celebraciones de una vida hermosa. Las vacaciones son tremendas, sobre todo si se ajustan a su presupuesto y no entorpecen sus oportunidades llenas de propósito. Lo que hay que evitar es, ¡la mentalidad destructiva de vacaciones! Esto lleva a la necesidad de escapar porque la vida es muy dura. Evite el pensamiento de, “tengo que salir de la ciudad para divertirme, porque la vida diaria es muy aburrida. Tengo que salir de esta prisión para sentirme libre.”

La gente se meterá en deudas por unas vacaciones, pero no tienen suficiente dinero para invertir en oportunidades de desarrollo personal o crecimiento. ¡El éxito se encuentra cuando decidimos disfrutar nuestra vida y nuestras relaciones diariamente a medida que trabajamos duro y jugamos duro, simultáneamente.

Observe esas inversiones que han requerido un sacrificio de su parte y verá lo que en verdad valora. No miremos las historias proverbiales de éxito o vivamos vicariamente a través de los alcances de otros, sino consideremos cómo vivimos a diario porque ese es el profeta de nuestro futuro.

Dra. Melodye Hilton